5 razones por las que Gennady Golovkin acabará a Canelo Álvarez

El boxeador de Kazajistán pone en riesgo su invicto.

False
322350

Gennady Golovkin pone sobre la línea su invicto de 37 batallas ante Saúl 'Canelo' Álvarez este sábado en Las Vegas, en un combate ansiado por los fanáticos del boxeo y que luce con el pugilista europeo como favorito por los siguiente factores.

- LOS RECURSOS PARA ATACAR

Andre Rozier, ‘trainer’ de Daniel Jacobs (el último rival de ‘GGG’) consideró al kazajo como una “máquina de presión”, y basta ver el zurdazo (fue de manera descendiente sobre la cabeza) con el que “noqueó” a Marco Antonio Rubio para saber que sus formas de atacar parecen ilimitadas, pues depende de una mano o golpe en específico.

Quizá es por esto que acumula 18 defensas del cinturón del peso Medio, a dos del récord (20 defensas) de Bernard Hopkins en esta división.

- EL DETALLE DEL CONTRATO

Mauricio Sulaimán, mandamás del Consejo Mundial de Boxeo reveló que una de las cláusulas del acuerdo para la pelea es que si gana el europeo habrá revancha automática para el mexicano, y ¿qué es mejor para el box que una gran rivalidad entre pugilistas que suelen noquear?

- EL REY DEL ‘KO’

No tiene a los rivales más destacados, pero los 37 oponentes que ha enfrentado se posicionaron en el ring para acabar con el invicto del kazajo, quien ha terminado a 33 sin llegar a los jueces.

Abel Sánchez, el entrenador de ‘GGG’, es el que ha detonado esta mentalidad en el atleta de 35 años, pues afirmó: “entreno a todos para que peleen bajo el estilo mexicano, el ser ‘asesinos’; es la única forma en que puedes protegerte de malas decisiones de los jueces”.

- NO LO DIGO YO, SINO LAS VEGAS

La sede del combate más esperado para muchos fanáticos del boxeo tiene claro que el único invicto sobre el ring es favorito (+135) para ganar, sobre el (-160) de Álvarez.

- EL GANCHO AL HÍGADO

El boxeador mexicano ha demostrado la fortaleza de su quijada, pero nunca se ha enfrentado a un pugilista del nivel del europeo en cuanto a la diversidad de golpes al cuerpo y ángulos para deteriorar el físico de su oponente. La cara puede aguantar, aunque el hígado es otra cuestión mucho más endeble.

Deja tu comentario