La increíble solución que propone Yannick Noah al duelo Neymar-Cavani

El ex tenista francés es fanático del PSG y se ofreció para organizar una reconciliación jamás pensada. Entérate de qué se trata.

False
324520

El extenista francés Yannick Noah, seguidor del París Saint Germain, quiere que los problemas que existen entre el brasileño Neymar y el uruguayo Edinson Cavani en el club de sus amores se solucionen cuanto antes y si para ello hay que organizar un encuentro tomando cervezas, él se presta.

Así se mostró Noah en Puente Romano donde forma parte del grupo de jugadores veteranos que disputa la Senior Masters Cup. "Estamos en el 2017 y creo que hablamos demasiado de las cosas negativas, a la gente le encanta. Él ha estado jugando en el Barcelona, y la gente no comprende lo que Neymar representa cuando alguien como él salta al estadio en París", señala Noah.

"No está solo vendiendo camisetas, es un fútbol de disfrute. Mis propios niños tienen una camiseta de Neymar porque sienten la energía que desprende. A mí, quien lance los penaltis no me importa. Creo que es un problema de vestuario, es solo una pequeña gota dentro del vaso. Creo que es un gran jugador, uno de los mejores y que el arte ha llegado a nuestro estadio y tenemos que apreciarlo. Es un privilegio tener a un jugador como él", dice.

"Lo único importante es que después del partido sean capaces de irse juntos a tomar una cerveza. Yo lo organizo si es necesario", añade entre risas. "Creo que después de todo nadie recordará quién tiraba los penaltis".

"Cuidémoslos, cuidemos sus egos y que todo en el vestuario esté bien porque tienen que vivir juntos tres, cuatro, cinco años... Y cuando eres parte del equipo tienes que compartir vidas", añade

También admitió que la sanción de veinte partidos impuesta por la NBA a su hijo Joakim, jugador de lo Nicks, por quebrantar el Programa Antidopaje de esa liga al encontrarle restos de LGD-4033 "un Modulador Selectivo Receptor de Andrógenos", fue una de las "peores pesadillas" que ha tenido.

"Me disgusté mucho. Pero yo le conozco, él me conoce, es mi hijo. Intenté que no cayera en una gran depresión por todo lo que la gente diría de él luego. Cuando tienes un hijo intentas protegerle de todo. Cuando me dijo lo que había sucedido le dije que había cometido un error. El tenía un amigo en el instituto que se encargaba de sus suplementos alimenticios y..."

"Le dije que tenía que ser más inteligente en este tipo de cosas porque había hecho algo estúpido y tenía que pagar por ello. Y lo está haciendo porque todavía está suspendido, y le quedan aún diez partidos. No hay excusas, eso está claro y tiene que pagar por lo que hizo porque fue un gran error. Ha sido una buena lección para él. Me siento muy triste por él porque es mi hijo. Como capitán he tenido pesadillas cuando he tenido que hablar con un jugador pero ésta ha sido de las peores", señala.

Noah además habló de la final de la Copa Davis contra Bélgica en Lille, del 24 al 26 de noviembre y de su relación con Benoit Paire, un jugador que fue expulsado del equipo francés durante los JJ.OO. de Río de Janeiro por su comportamiento.

"Benoit ha ganado algunos partidos, pero no puedo cambiar mi equipo porque alguien haya ganado un partido (superó al belga David Goffin en Metz). Tendré una mejor idea y más información después de Bercy (último Masters 1.000 de la temporada)".

"Hay muchos gente que está esperando un 'sms' de mi parte (risas) y yo también los espero de mucha gente, pero no se trata de eso. Es una cuestión de espíritu. Benoit está volviendo después de un largo camino, después de lo que sucedió en los JJ.OO. hace dos años, cuando Benoit parecía que no entendía el espíritu de esta competición", dijo.

"Los JJ.OO. y Copa Davis son muchas obligaciones. No eres solo tú, están muy relacionados con obligaciones, es un equipo, es tu país. Es diferente. He hablado mucho con su entrenador Thierry Champion. Espero que él esté ilusionado por jugar y me demuestre que gana muchos partidos, y lo que hace y dice. Y que me lo ponga difícil. Que ayude también a los demás, entrenándose juntos que tenga espíritu de equipo", añadió.

Noah también se declaró esperanzado porque la Copa Davis recupere su hegemonía frente a otras exhibiciones que la amenazan. "La Copa Davis es algo especial para mí. Me recuerda mi primera competición (por equipos júnior) mi primera raqueta. Mi primer y único título del Grand Slam. Como capitán mi objetivo era ser de nuevo cabeza de serie, y devolver a los aficionados la oportunidad de que fueran felices, algo muy importante y que para mí significaba mucho".

"He oído muchos cambios de formato y diferentes propuestas y reformas. Lo único que necesitamos es que compitan los mejores jugadores. Es así de simple. Tenemos que volver a los años en los que McEnroe, Connors, Borg lo jugaban. Si no, la Copa Davis está en peligro. Si no la Copa Davis se convertirá en algo parecido a lo que montó en su día el texano Lamar Hunt, algo parecido a un circo", añadió.

"Puedes disputar la Copa Davis a un solo set, o jugarla en Zimbabue, pero si Rafa y Roger no la juegan, no es lo mismo. Nada sucederá. La Copa Davis está en sus manos", puntualizó Noah.

Deja tu comentario